Mirada 2ª: La PV en el mundo lasaliano

9 Febrero, 2017
18:00  -  18:45
Auditorio

Ponencia del Hno. Consejero General Rafael Maras Roselló. Una ventana abierta al universo lasaliano, luces, sombras y horizontes del trabajo vocacional en el Instituto lasaliano a lo largo y ancho del mundo.

  Descargar guión

 

CONGRESO DE “CULTURA VOCACIONAL”: ARLEP 2017

Perspectivas de la Pastoral Vocacional

DESDE la clave del Instituto”

guión

  1. Saludo e introducción: Alegría que genera ambiente de acogida vocacional.

. Invitación a estar alegres.

· Una alegría evangélica que nos permite “mirar más allá”.

· Una alegría como fundamento en nuestro compromiso en el desarrollo de una adecuada cultura vocacional.

1. Algunas actitudes desde la que enfocar nuestra Pastoral Vocacional

    1. Cultivar en nosotros, el don de la fe y nuestra propia vocación.

    1. Gestionar adecuadamente nuestras “fragilidades”.

    1. Tomar conciencia de la dificultad que supone hoy la Pastoral Vocacional.

    1. Cuidar a las personas que colaboran con nosotros. Los “Responsables” poco podemos hacer solos.

    1. Desarrollar la “mirada lasaliana.

– Una mirada abierta al cambio.

– Una mirada de esperanza activa.

– Una mirada en salida.

– Una mirada para los jóvenes.

– Una mirada comunitaria.

– Una mirada humilde.

– En definitiva una mirada feliz.

    1. Potenciar la “cultura vocacional”.

Como conclusión:

Nuestra fuerza en la pastoral de las vocaciones en el Instituto no está en nuestros medios, nuestras acciones, nuestros programas… sino que está sólo en Dios, como Isabel, como María, como su Magníficat. Nuestra realidad nos exige vivir en clave de esperanza (R 156) y de confianza en Dios que siempre “está dispuesto a no rehusarnos nada de lo que le pidamos con fe y con confianza en su bondad” (cf MD 38,2,2)

2. La Pastoral de las Vocaciones para un Instituto del mañana. METAS.

Como Instituto, tres son las grandes metas a las que quisiéramos llegar:

· Consolidar una cultura vocacional en el Instituto.

· Fomentar un mayor compromiso por parte de todos en la pastoral vocacional.

· Cambiar la actual tendencia a la baja del número de novicios.

Somos conscientes que caminar hacia estas metas nos va a EXIGIR:

2.1. Cuidar un mayor compromiso en nuestra renovación.

2.2. Elaborar un proyecto común.

2.3. Favorecer la necesaria subsidiaridad.

2.4. Trabajar en RED.

2.5. Potenciar la transversalidad.

2.6. Dotar de recursos necesarios.

  1. La Pastoral de las Vocaciones para un Instituto del mañana. COMPROMISOS:

3.1. A nivel personal.

3.2. A nivel comunitario.

3.3. A nivel de Comunidad Educativa.

3.4. A nivel de Distrito.

3.5. A nivel de Región.

3.6. A nivel de Instituto.

5. Conclusión:

Nuestro compromiso en la Pastoral Vocacional y nuestro empeño por crear una Cultura Vocacional afecta a todos los niveles: Comunidad, Sector, Distrito, Región e Instituto y a toda la Familia Lasaliana en general.

Dios nos está enviando señales de cómo podemos promover las vocaciones. Lo hace, entre otros medios, a través de los últimos Capítulos Generales y Asambleas que nos piden:

  1. Una mejor comprensión del valor y sentido de de nuestra vida fraterna.

  2. Una voluntad más fuerte para unir oración y acción en el Ministerio de la Pastoral Vocacional.

  3. Una solidaridad física efectiva entre Sectores, Distritos y Regiones y entre todos los miembros que conformamos la Familia Lasaliana que nos exige una responsabilidad compartida con los asociados y colaboradores generosos y entusiastas.

  4. Una clara conciencia de la contribución especial que cada vocación Lasaliana aporta en el contexto de la Familia Lasaliana y de la Iglesia (C 466, pp. 70-71). Lo hacemos sabiendo que, en último término, “la eficacia apostólica de la vida consagrada no depende de la eficacia de sus métodos. Depende de la elocuencia de vuestras vidas, que irradian la alegría y la belleza de vivir el Evangelio y seguir a Cristo en plenitud”. (Papa Francisco, Carta Apostólica a todas las personas consagradas, con motivo del año de la vida consagrada, # II.1)

  5. La exigencia de desarrollar la cultura vocacional con todas las consecuencias.

Profundicemos en nuestra convicción de que Dios nunca niega a su Iglesia aquello que ella verdaderamente necesita: “El Espíritu Santo no cesa todavía hoy de llamar a los hijos de la Iglesia a ser testigos del Evangelio en cualquier parte del mundo” (NV 4). San Juan Bta. de La Salle nos insistía a pedir al Señor “… que se digne incrementar vuestro Instituto, y hacer que fructifique de día en día, para que, como dice san Pablo, los corazones de los fieles se afiancen en la santidad y en la justicia” (MR 207,2,2)

Hagamos nuestra la oración de Vita Consecrata, pensando en todas nosotros:

Nos encomendamos a ti, Virgen de la Visitación, para que sepamos acudir a las necesidades humanas con el fin de socorrerlas; pero, sobre todo, para que lleven a Jesús. Enséñanos a proclamar las maravillas que el Señor hace en el mundo, para que todos los pueblos ensalcen su nombre. Sostennos en las obras a favor de los pobres, de los hambrientos, de los que no tienen esperanza, de los últimos y de todos aquellos que buscan a tu Hijo con sincero corazón” (VC 112).

Con esta disposición espiritual tiene sentido un nuevo impulso vocacional.

H. Rafa Matas

Consejero General

Session Category :  Conferencias  Congreso